El Blog

Sindicación


Visita mi página en Lingua Latina in ESO
Alojado en
ZoomBlog

Noticias educativas

Logo Docencia.es

La participación en las comunidades virtuales.

Por kompass - 2 de Mayo, 2007, 19:42, Categoría: Web 2.0

El otro día comentábamos unos amigos que la participación en las comunidades virtuales suele ser muy desigual, pero lo cierto es que cada uno de nosotros teníamos la experiencia de un grupo excepcional. Este comentario me ha dado que pensar al leer  en eLearning Technology, el blog de Tony Karrer,  un post sobre la "ley del 1% en la que postulaba grosso modo que en una comunidad virtual el 90% sólo va a leer, el 9% hará contribuciones limitadas y el 1 % hará aportaciones a los contenidos.  Tony sugiere que cuanto más sencilla sea la participación más contribuciones habrá, centrando el tema en el aspecto del diseño y usabilidad web, cosa que, siendo interesante, desde luego, no es suficiente, en mi opinión.

Esta "ley" suscitó en ese blog un debate interesante en el que podemos apreciar que el bajo nivel de participación activa sería propio no sólo de las comunidades virtuales, sino de cualquier grupo humano. (Leer esto supone un suspiro de alivio para los españoles que tenemos la impresión, siempre que pasamos por una obra, que aquí uno trabaja, dos o tres comentan y el resto están de brazos cruzados mirando… Bueno, pues va a resultar que no somos tan raros.)

El caso es que existen excepciones a la regla y creo que los lectores de este blog serán capaces de nombrar una comunidad virtual a la que pertenezcan y en la que crean que más del 1% son participantes activos. Seguro que sí. Pero, ¿Qué es lo que hace que esas comunidades en concreto funcionen tan activamente? Estoy pensando en redes sociales más o menos abiertas, como las que encontramos en http://www.stumbleupon.com/, http://www.sociedadytecnologia.org/, los grupos  en Flickr, en grupos de  profesionales como Chiron, pero seguro que me pueden mencionar más ejemplos.

¿Qué tienen en particular? ¿Por qué en ellas hay más actividad? ¿O es un mero  espejismo porque son grupos de cosas que a nosotros sí nos interesan? Cuéntennos sus experiencias, por favor.

Y por otra parte, este tema tendría otro correlato. En las comunidades virtuales de aprendizaje, es decir en los grupos de aprendizaje online, ¿sería posible extrapolar esta regla? ¿Hay un 1% de alumnos activos, un 9% atento y el resto no participa? En algunos cursos me temo que sí, pero en la mayoría de los que conozco afortunadamente la participación es mucho mayor. ¿Cómo dinamizamos estos grupos? ¿Podemos trasladar las buenas experiencias de las redes virtuales que sí funcionan a los grupos de aprendizaje online? Creo que éste es uno de los retos del tutor online, ya que no basta con tener buenas dotes comunicativas, buenas destrezas técnicas, buena metodología. El problema es cómo crear y fomentar el ambiente de participación... Aquí indudablemente entra el diseño instruccional y también la adecuación del curso a los objetivos del alumno. Ah, la motivación, palabra mágica. Y cómo nos desalienta a los profes cuando los alumnos deciden hacerse invisibles, especialmente en situaciones de educación a distancia.

Pero para venir a rizar el rizo, el mismo Tony Karrer nos cita un estudio de Li y Bernoff  reseñado aquí y citado acá, en el que se analiza el  uso de la tecnología de redes sociales de  4.475 adultos y otros tantos jóvenes en los Estados Unidos en octubre-diciembre de 2006. Este análisis  indica que  el 52 % no participa en redes sociales, del 48 % restante, hay diversos niveles de participación: creadores, críticos, coleccionistas, los que se apuntan, y los espectadores, cuyos porcentajes son los que se presentan en el gráfico de la escalera.

Esto me recuerda también un artículo de García Aretio sobre los roles que los profesores adoptan en su implicación de la TIC y, más específicamente, otro sobre los roles de los miembros de las cibercomunidades, como la lista de CUED.  

Posiblemente habría que pensar que cada uno de nosotros asume distintos roles en distintos grupos y en distintos momentos, de manera que no podemos tener una visión estática, como quizá sugiere el estudio de Li, sino algo mucho más dinámico y fluctuante, que depende en gran medida de las circunstancias vitales y personales de cada uno de nosotros y, por qué no, de la química que, incluso online, se genera entre las personas.

Y es que el palpitante mundo virtual se parece cada vez más a ese otro mundo que existe fuera de nuestros cacharros favoritos. ;-)

Permalink :: Comentar | Referencias (1)
Etiquetas:

Blog alojado en ZoomBlog.com