El Blog

Sindicación


Visita mi página en Lingua Latina in ESO
Alojado en
ZoomBlog

Noticias educativas

Logo Docencia.es

Agosto del 2008

Cerrado por vacaciones.

Por kompass - 5 de Agosto, 2008, 11:34, Categoría: Noticias

Llega agosto y todo el país establece una tregua con sus problemas. Dejamos para septiembre aquello que queremos evitar por unas semanas, esperando encontrar un lugar bajo el sol donde sólo quepa preguntarse si tomar una cerveza o un tinto de verano. Y en general conseguimos esquivar los problemas con bastante soltura, aun sabiendo que escondernos de ellos nunca fue una estrategia que diera resultado.

De hecho, la dura realidad de vez en cuando, como un niño mimoso, nos tira de pierna. Y ahí están nuestros padres, cuyos achaques van haciéndose más preocupantes bajo este calor que todo lo sofoca. Pero habrá que esperar a septiembre, porque en el ambulatorio de especialidades de mi madre, por ejemplo, para realizar una ecografía por hematuria (gr. aimat- sangre  + ouros – orina), tengo que pasar tres días colgada al teléfono y al tercero desplazarme al sitio para que tras una cola más larga que mi paciencia, la persona encargada anote los datos de mi madre y me pida un teléfono al que me llamarán para darme cita. No se sabe ni para cuándo llamarán ni para cuándo habrá cita.

Mientras, el hospital del norte está paralizado. Claro que siempre puedo llevar a mi madre a una clínica privada a que le hagan las pruebas sin listas de espera. ¿A quién beneficia el caos de la Sanidad en Canarias? A los enfermos, no.

 

De vuelta a la playa decido no leer el periódico hasta septiembre, a fin de evitar enfadarme otra vez con declaraciones tan egregias como las del Presidente del Gobierno canario, calificando de "inmorales" a los sindicalistas que defiende el derecho de los trabajadores docentes a reivindicar las mejoras a las que tienen derecho por Ley. Pero es que según el sr. Presidente "deberíamos estar agradecidos por tener un puesto de trabajo fijo" en los tiempos que corren. Será que lo  de aprobar unas oposiciones debe ser como si te sacaras algo en una tómbola. Claro que eso me recuerda que continúan  los recortes de personal en la consejería de Educación, comunicados en pleno periodo de vacaciones, hace sólo una semana y sólo comprensibles, en mi paranoia, si se deben a  una supuesta conspiración de los mediocres.  Y  los 600 puestos docentes que se van a perder, en aras a la calidad educativa.  Y las dudas sobre dónde me tocaría trabajar este año, si no tuviera horario completo en mi centro.

 

Me sumerjo en la piscina y el agua fresca alivia mi tensión, esto es vida, por mucho que los vendedores de filtros de agua quieran hacerme ver la escasa diferencia entre el agua del grifo y el agua de botella,  mediante un casero experimento por electrólisis que las trasforma en sendos líquidos amarillentos cubiertos de una capa oscura de lo que parecen restos de un incendio.

 

No quiero pensar ni el en dinero que me gasté en la reparación de un coche recién revisado, ni en el presupuesto que el servicio técnico de mi cámara réflex digital tiene que presentarme esta semana. Ni en lo que queda de mi nómina después del pago de la hipoteca. Así que en vez de ir al Chibusque, compraré cualquier cosa para hacer a la parrilla en la terraza.

 

Vacaciones, tregua, descanso, paz. Entre tanto, hay tiempo para revisar proyectos, para iniciar otros nuevos, para dar por cerrados algunos episodios que antes me parecían parte de mí misma  y ahora son como la  música lejana de la verbena del pueblo.  Llevo un año sin leer los feed de la blogosfera, así que será mejor empezar de cero. Creo que será mejor realojar esta brújula en wordpress, y volver a ser fiel al Hilo de Ariadna. Claro que Gema y su nueva colaboradora me insisten para que nos las deje solas – ¿quién les pondría límites a estas chiscas entonces?, aunque lo que realmente me tienta es compaginar fotos y textos en el Álbum de Calíope.

 

Mientras, como mi conexión con el mundo en la playa depende de un cacharrito de estos de orange que va a pedales y mi cámara está en reparaciones, me conformo con ver fotos, leer libros, oír música, cocinar para los amigos, dar caminatas sin cargar equipo, descubrir que es mejor hablar por teléfono con los amigos en vez de usar el Messenger, no llevar reloj, admirar a los surfistas, destrozar camarones... En fin, todo eso que constituye el meollo del verano y que lentamente va renovando mi compromiso con lo que realmente importa.

De manera que aunque parezca que el relajo del verano nos deja vencidos, seguro que no puedo hacer que mis buenos propósitos  definitivos de "no volver a implicarme tanto en nada" no duren más allá de la primera reunión de septiembre. Aunque para evitarlo me sentaré al lado de una amiga que cuando vea que estoy a punto de levantar el brazo para pedir la palabra me pellizque muy fuerte en la nalga y me deje callada y morada a la vez. Seguro que funciona ;)



He tardado más de dos horas en publicar esto. Definitivamente cierro por vacaciones: cojo toalla y crema y a disfrutar. Y en septiembre, ya veremos.

Permalink :: 11 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Blog alojado en ZoomBlog.com