El Blog

Sindicación


Visita mi página en Lingua Latina in ESO
Alojado en
ZoomBlog

Noticias educativas

Logo Docencia.es

Educación a distancia y TIC

Decálogo del Aula Virtual

Por kompass - 13 de Junio, 2009, 16:38, Categoría: Educación a distancia y TIC

De Manuel Area.
Muy claro.
Posiblemente, según la modalidad educativa se podría poner más énfasis en unas cuestiones que en otras. Por ejemplo, en la educación a distancia es fundamental cuidar la dimensión social del aprendizaje y ahí las habilidades del profesor en comunicación y en la creación de un ambiente propicio para la participación son cruciales.  Al ser el aula virtual el espacio privilegiado para el aprendizaje, en la educación a distancia, estos aspectos son decisivos, puesto que no los podemos desarrollar en el aula física.

Desde luego, como puntos básicos para construir el aprendizaje desde la incorporación de las aulas virtuales a la docencia en régimen presencial, me parece una  compendio magnífico. Incluso podríamos usarlos como criterios a partir de los que se establecerían indicadores para la evaluación de cursos online.


Permalink :: 55 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

¿Conocemos a nuestro alumnado?

Por kompass - 9 de Septiembre, 2007, 13:09, Categoría: Educación a distancia y TIC

Estoy totalmente enfrascada en la lectura de un excelente artículo sobre el perfil de los alumnos de Educación a distancia. Se trata de un estudio muy completo publicado en el Boletín Informativo del IBAD, de marzo de 1988, en el que varios profesores del entonces INBAD de Santa Cruz de Tenerife, ahora modernísimo CEAD, analizan a través de una encuesta-seguimiento los datos demográficos, socioeducativos y sociolaborales de los alumnos cruzándolos con los datos de tipo académico, rendimiento, permanencia y valoración que hacen del centro.

La cantidad de datos recogidos, en una época en la que todo se hacía a mano, la claridad de los análisis y las conclusiones que en él se derivan me causan asombro. Y más me asombra que este esfuerzo ímprobo no haya tenido continuación en otros momentos de la vida del centro.

Obviamente los alumnos de educación a distancia de hace veinte años no son como los de ahora, pero también cabría esperar que ni los centros, ni los medios, ni el profesorado siga siendo como entonces.

Por supuesto que en los centros cada curso se manejan estadísticas, que se obtienen de los programas automatizados, sobre porcentajes de aprobados, edades, y asignaturas que quedan para superar la materia. Son datos que nos hablan de "rendimiento" académico de una manera casi industrial. El dato al que conducen es averiguar cuántos alumnos titulan.

Sin embargo, los profesores no deberíamos tener la mirada puesta sólo en los resultados, en los rendimientos, sino en todo el proceso:
  • ¿De dónde vienen nuestros alumnos? ¿"Rebotados" de la oferta ordinaria presencial? ¿Del mercado laboral que les exige reciclarse? ¿De la falta de oportunidades en la que fue su edad escolar?...
  • ¿Por qué vienen a este centro? ¿Porque no se repite, porque es más fácil aprobar? ¿Porque se adapta mejor a las posibilidades reales del alumnado? ¿Porque vienen familiares o amigos?
  • ¿Qué saben del centro? ¿Saben cómo se usan sus servicios: tutorías, clases, aulas virtuales, biblioteca? ¿Saben para qué sirve una tutoría individual o cómo acceder al aula virtual?
  • ¿Qué tipo de alumno tiene más posibilidades de permanecer? ¿Mujeres, jóvenes, parados, solteros, urbanos...?
Y lo más importante: qué significa esto con respecto al papel que los centros de Educación a Distancia deberían prestar, es decir: ¿estamos de verdad borrando las distancias para acceder a la educación o perpetuamos por el contrario un modelo que beneficia al alumnado joven y  urbano, frente al más desfavorecido: parado, adulto, rural...?

Muchas, muchas preguntas.... Comprendo que dé miedo formularlas porque supone cuestionarnos nuestro proyecto educativo real, no el que soportan los papeles.

PD: como el artículo es muy difícil de encontrar, con permiso de sus autores, Tere, Carmen Luisa, Victor y Loli,  voy a escanearlo y ponerlo a disposición de los interesados en alguno de esos sitios web 2.0, que están para estas cosas...


Permalink :: 13 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Formación reglada a distancia a través de aulas virtuales

Por kompass - 23 de Abril, 2007, 8:59, Categoría: Educación a distancia y TIC

Un reciente artículo de Aníbal de la Torre nos informa sobre la formación de adultos en Andalucía con Moodle.
Son varias las comunidades que estamos avanzando en la implementación de las enseñanzas regladas a través de la oferta online, como venimos haciendo en Canarias desde los CEAD, tema sobre el que hemos tratado varias veces en esta Brújula. .
Es interesante observar que esta modalidad se va extendiendo y madurando, y en un breve, pero no exhaustivo catálogo podríamos citar:

Los enlaces que incluye este artículo están en parte tomados del Congreso Internacional Aprendizaje a lo Largo de la Vida, que se celebró en Cáceres en febrero de este año, organizado por la Consejería de Educación de Extremadura y con la participación de responsables de la administración educativa de varias comunidades autónomas y de Portugal y Grecia. Por cierto, Canarias no estuvo entre los ponentes de este Congreso.

La pena es que los profesores que nos enfrentamos al reto de enseñar por esta modalidad no tengamos un espacio de encuentro, un lugar donde intercambiar información y experiencias, opinar sobre los materiales y aprender sobre todo las estrategias didácticas, así como contrastar los resultados en aprendizaje de los alumnos, que es para lo que se supone que se organiza todo esto.
Una vez más el problema no es proporcionar la infraestructura, (digamos Moodle o e-ducativa),  dar formación inicial a los profesores, (más allá de cómo usar Moodle), y tener materiales didácticos adaptados (no meros pdf). La cuestión clave es mantener un seguimiento continuado, una coordinación pedagógica, una pueta abierta al aprendizaje mutuo, de unos con otros, desde la realidad de nuestras aulas, no por virtuales menos reales...
Porque la principal dificultad desde mi punto de vista reside en las características del alumnado.
1. ¿A qué alumnado captamos y cómo? ¿Cómo orientar hacia esta modalidad a quien tiene probabilidades de éxito? ¿Qué le ofrecemos? ¿Formación o una manera "fácil" de conseguir el título?
2. ¿Cómo enseñarles a ser alumnos a distancia online o semipresenciales? ¿Qué hábitos hay que enseñarles y cómo?
3. ¿Qué tipo de materiales y actividades son las más adecuadas? ¿Da resultado el aprendizaje colaborativo? ¿Cómo, bajo qué condiciones? ¿Qué alternativas metodológicas hay?
4. ¿Cómo mantener la motivación a lo largo de todo un curso escolar? ¿Qué dificultades tiene la introducción de una oferta modular?
5. ¿Cómo graduamos la carga lectiva para el alumno, además de para el profesor, que supone el seguimiento de las asignaturas de, pongamos, un curso de bachillerato?
6.¿Cómo evaluar de forma eficaz no sólo al fin de cada trimestre, si no sobre todo a lo largo de cada semana, unidad por unidad...?
7. ¿Responden los marcos normativos a la flexibilidad que debe tener esta enseñanza o nos encorseta en modelos pedagógicos ya superados?
Todas estas preguntas y muchas más no tienen respuesta, en realidad son punto de partida para debatir entre nosotros los profesores que estamos a pie de aula, intentanto mantener  una oferta que, pese a que es espectacular desde el punto de vista de la administración educativa, por su carácter innovador, debe ser sostenida con gran esfuerzo día a día, y que en la compleja realidad educativa de nuestro país sigue siendo un mero elemento anecdótico, en el que no sé si muchos creen de verdad.
Algunos compañeros ven la posibilidad de dar clase en estos centros como una pre-jubilación, una forma de retirarse del aula, cuando aquí lo que hace falta es dinamismo, profesores con nuevas mentalidades, capaces de innovar, sin miedo a las TIC, es decir, un perfil específico de profesor: el profesor-tutor a distancia con competencias de tutor online, especializado en educación de adultos.
Porque los tiempos están cambiando y necesitamos nuevos estilos formativos.
NOVEDAD: Acabo de ver este artículo de Karpicius que viene a propósito para reflexionar qué lejos está la realidad de los centros de lo que en teoría deberíamos tener para especializarnos de verdad en EaD...

Permalink :: 8 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

¿Aprendizaje colaborativo en el Bachillerato por Internet?

Por kompass - 2 de Enero, 2007, 22:14, Categoría: Educación a distancia y TIC

Desde que nos planteamos el reto de diseñar el Bachillerato por Internet los profesores de los CEAD de Canarias hemos tenido que plantearnos muchos interrogantes que abarcan todos los componentes de este tipo de oferta educativa. Pero sin duda el interrogante central, el que da sentido a todo lo demás, es el alumnado. Cuando en septiembre teníamos ya preparados los materiales, se había hecho la campaña de matrícula, (con diferentes enfoques y peripecias, por cierto), y nos preparábamos para el inicio de esta nueva experiencia, teníamos muchas dudas sobre cómo responderían los alumnos a lo que nosotros les ofrecíamos.

    Hay que empezar asumiendo que estudiar Bachillerato no es sencillo, que requiere tiempo, esfuerzo, conocimientos previos, ciertas habilidades… y esto se complica aún más, si no puedes ver a tu profesor, o si sólo puedes ir al centro una o dos veces a la semana, si  compaginas trabajo, familia y estudios con años de ausencia del sistema escolar.  Por tanto, pensamos en unas aulas virtuales que suplieran hasta cierto punto la falta de comunicación directa cara a cara con los profesores, pero también con los compañeros, e intentemos dotarlas de materiales claros, interactivos, que facilitaran el autoaprendizaje.

    Teníamos dudas, por supuesto, pues ya sabíamos por experiencia que el alumnado adulto es heterogéneo, que en muchos casos carece de autonomía en el aprendizaje, que necesita orientación constante, y que para vencer su frustración y las tentaciones de abandonar y tirar la toalla íbamos a tener que ser creativos y buscar estrategias y dinámicas que nos apoyaran a nosotros en nuestro nuevo rol de mentores y a ellos en su esfuerzo como alumnos virtuales.

Pues bien, en diciembre se realizaron las primeras pruebas de evaluación. En mi centro se hicieron de forma presencial en nuestra sede, y había que ver el nerviosismo que nos atacaba: ¿Vendrán los alumnos on-line? ¿Cómo serán? ¿Cómo reaccionarán ante el examen?... Pues sí, lo cierto es que vinieron. No todos los que hubiéramos querido, pero vinieron, en mi opinión, en un porcentaje nada desdeñable.

En enero tenemos que tener la reunión de evaluación y poner las notas. No sé si en mi centro la evaluación de Bachillerato por Internet se hará en una sesión aparte o si irán con el grupo correspondiente (por alfabético orden). Pero habrá llegado el momento en que tendremos que empezar a despejar incógnitas. Cuántos se han presentado, qué resultados han obtenido, si puede establecerse un perfil del alumno/a con tendencia al éxito, qué motivaciones podemos detectar en los que persisten y en los que lo dejaron… Sería muy  instructivo  recoger los datos de ambos CEAD y las  opiniones de los dos equipos educativos 

Una de las cuestiones que me interesa personalmente es saber si los alumnos que más participaron en los foros, en los espacios sociales son también los que más se presentaron y los que tuvieron buenos resultados. Y es que la cuestión de la comunidad virtual de aprendizaje, por muy teórica que parezca me parece fundamental, no sólo por aquello que se dice de que las capacidades instrumentales pueden desarrollarse con la interacción tecnológica, mientras que las capacidades cognitivas sólo se desarrollan en la interacción social, y esto en mayor medida cuanto más complejas sean. No es sólo por eso, es que la idea de pertenencia a un grupo, la de compartir e intercambiar ideas, reflexiones, o dudas, la de identificarse de alguna manera con un grupo, aunque sea un grupo virtual, estoy absolutamente convencida de que refuerza el compromiso con el aprendizaje.

Pero otra cosa es si lo hemos hecho bien. Posiblemente es necesario que desde el comienzo se prepare un clima que facilite el encuentro, y eso fue en este caso complicado, dado que al ser la primera vez que se implementaba hubo complicaciones de diverso tipo que retrasaron el inicio de las actividades lectivas. Luego estaba la dificultad de insertar actividades  sincrónicas en las que pudieran participar un número suficiente de alumnos, por la diversidad de horarios y también de expectativas. Recuerdo varios chat en los que había más profes que alumnos… con diferencia. Es la delicada labor de andamiaje a la que se refiere Gill Salmon.

Por otro lado, se nos insiste mucho desde el punto de vista de las teorías pedagógicas sobre la formación on-line en el aprendizaje colaborativo, pero personalmente  no querría hacer una apología del mismo como vehículo primordial de aprendizaje en casos como el nuestro. Para que se dé el aprendizaje colaborativo y éste sea efectivo, hay que responder primero a la pregunta que todos nos hacemos en iguales circunstancias: "¿Qué saco yo de todo esto?" El aprendizaje colaborativo no es la dinámica a la que están acostumbrados nuestros alumnos, que lo que quieren es irse sacando el bachillerato, asignatura por asignatura, dedicándole el tiempo imprescindible, ya que en general los tienen muy justo. La cuestión sería, por tanto, si es compatible con sus estilos de aprendizajes. Por decirlo gráficamente: no podemos obligar a todo el mundo a que sea scout, por muy bonita que nos parezca la experiencia.

Esto no quiere decir que el aprendizaje colaborativo haya que desecharlo, pero sí que hay que valorar cuidadosamente cuándo, cómo y para qué lo usamos y sobre todo con quiénes lo usamos. Todos los que hemos participado como tutores o como alumnos en acciones formativas en las que había un peso importante en actividades de supuesto carácter colaborativo, sabemos lo frustrante que pueden llegar a ser, si su diseño y el apoyo y seguimiento que realicen los tutores no tiene una claridad y persistencia meridiana, puesto que obviamente no basta con abrir wikis y ofrecer un conjunto de tareas a elegir. Si el trabajo colabarativo cara a cara es complejo, en el medio virtual, donde hay que dominar nuevas estrategias de comunicación, es especialmente delicado. Por eso en algunos casos, cuando funcionan bien, las actividades colaborativas forman parte de lo que podríamos llamar el proceso de enganche en los cursos on-line. Afortunadamente, también conozco cursos de formación en los que la tasa de abandono es mínima precisamente porque se cuida el factor humano y las actividades grupales de tipo colaborativo tienen su justa dimensión pero siempre hay un espacio para el trabajo personal.

Encontrar el equilibrio entre la dimensión social del aprendizaje y el inevitable proceso de interiorización personal del conocimiento es sin duda difícil, y es un verdadero reto en nuestro caso.

En cualquier caso, creo que para los que participamos en esta innovadora experiencia es fundamental que nos planteemos estas cuestiones, desde los datos objetivos del alumnado hasta las estrategias más aconsejables para guiarles hacia el éxito.

Permalink :: 4 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

LA EVALUACIÓN ONLINE

Por kompass - 26 de Noviembre, 2006, 11:53, Categoría: Educación a distancia y TIC

El pasado día 20 de noviembre se inició el III Congreso Online del Observatorio de la Cibersocidad. El tema del Congreso es Conocimiento Abierto, Sociedad Libre y hay numerosos  ejes temáticos, entre ellos, Educación y Aprendizaje, dividido a su vez en varios grupos de trabajo.

El acceso al congreso es libre, las comunicaciones están al alcance de cualquiera y los inscritos además pueden participar en los foros y chat en los que se desarrollan intercambios de ideas, experiencias y opiniones muy interesantes. Otra de las características del curso es su multilingüismo, ya que las lenguas del Congreso son español, portugués, catalán, e inglés, con un interesante sistema de traducción.  Hay 4650 inscritos de 58 países. La organización está siendo otra de las claves del éxito, incuido el boletín que recibimos los inscritos y el estupendo ambiente que anima a la participación, la lectura, la reflexión compartida. ¡¡¡¡Enhorabuena!!!!

Pues bien, uno de los grupos de trabajo trata precisamente del tema de la Evaluación on line , y os invito a todos a dar una vuelta por ahí.

De las reflexiones que se hacen os comento, por ejemplo, que hemos hablado sobre la función sociológica   y pedagógica   de la evaluación, sobre la necesidad de realizar una evaluación coherente con los elementos del curso, de la importancia de los foros como herramienta de evaluación procesual de las dinámicas que se generan en todo curso online, de la necesidad de escribir "correctamente" en las numerosas facetas que ello implica, de la valoración de la participación del alumnado….

Como otros muchos inscritos, he aportado mi granito de arena al congreso con la comunicación : CONCEPTO, METODOLOGÍA Y RETOS DE LA EVALUACIÓN ON LINE: BUENAS PRÁCTICAS PARA SU FIABILIDAD Cada comunicación conlleva un foro de debate, que es realmente el meollo de todo congreso, el encuentro con otros, eso que a menudo en los congresos presenciales hacemos en el café, en los pasillos, al acabar una comunicación...

Y dando vueltas por la blogosfera he encontrado en La bitácora del galeón una reflexión muy interesante sobre la integración de las TIC en la enseñanza presencial, Se trata de un informe de la editorial SM sobre una experiencia sobre el impacto de las TIC en la enseñanza, a partir de casos y situaciones concretas, y cuyas conclusiones, de interesante lectura incluyen el siguiente párrafo, referido al tema de la evaluación:

"No es posible, o es muy difícil, modificar el modelo de enseñanza y de aprendizaje de los alumnos si su evaluación se mantiene inalterada. La evaluación condiciona sin duda todo el proceso anterior, por lo que no hay mayor control del funcionamiento de la educación que reservarse en exclusiva cómo y qué se va a evaluar. Los profesores y los alumnos eran conscientes de que al término de la experiencia se iba a volver al sistema habitual de evaluación, por lo que apenas existía interés en modificarlo."

 Pues en la modalidad online tenemos lo mismo, pero aumentado y corregido, especialmente en las enseñanzas de tipo oficial como el bachillerato. Si no cambia la evaluación, no será real la renovación que la incorporación de las TIC debe suponer .


Ahhh... un último apunte sobre evaluación, esta vez de software:  Rubistar permite crear rúbricas. Yo hasta ayer pensaba que una rúbrica era una firma o un rótulo, pero lo que quiere decir este anglicismo es "una herramienta de evaluación que identifica ciertos criterios para un trabajo, o sea 'lo que cuenta', como explican en la própia web. Son matrices de evaluación en los que se establecen criterios claramente expresados y los gradúa. En Rubistar podemos encontrar plantillas para crear esas rúbricas y para adaptar las ya existentes. Muy fáciles de usar y gratis.

Buena navegación.


Permalink :: 5 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Preguntas pendientes... de respuestas

Por kompass - 29 de Octubre, 2006, 9:57, Categoría: Educación a distancia y TIC

Encontré esta mañana  la versión en pdf del libro
Kaplún, G. Aprender y enseñar en tiempos de Internet. Formación profesional a distancia y nuevas tecnologías. Montevideo: CINTERFOR/OIT, 2005. 197 p. (Trazos de la Formación, 26)
y aunque tengo que avisar que de momento no entra dentro de mis prioridades el leérmelo, porque soy otra ciberestresada, sí que le he echado un vistazo. Mi primera impresión es que se trata de un manual bastante completo y que trata todas las cuestiones, quiero decir preguntas, que nos importan, aunque algunas parezcan ya a estas alturas un tanto retóricas, pero puede ser un buen manual de referencia para cursos de formación de profesores en la integración de las TIC en la EAD, como el que nos prepara Carina González para los profes de los CEAD, es decir para hacer posible el pequeño milagro de transformarnos de profes a distancia en tutores online.
En especial me ha hecho gracia el apartado dedicado a las preguntas, ya que como a muchos compañeros que estamos en esto de la formación reglada online, el silencio de los alumnos nos resulta aterrador... Plantearme hacer con mis alumnos una "comunidad virtual de aprendizaje", requeriría primero conseguir que en vez de ser individualidades aisladas, pasaran a ser grupo (como reclamaba uno de ellos en un foro: "un poco más de compañerismo, por favor..")

Y como creo firmemente que enseñar es comunicar, la pregunta que me hago ahora como tutora online de Bachillerato es:
¿Me estoy comunicando bien con ellos? ¿Tengo una buena estrategia en cuanto al uso de las herramientas de comunicación? ¿Los estaré sobrecargando? ¿Sería mejor pasarme al chat o usar el msn?... 
El curso está alojado en Moodle 1.5.4 y las posibilidades de comunicación que les damos pasan por los mensajes, que es lo que más usan, los foros, que son mis favoritos, el correo electrónico y el chat, que inauguraré mañana. Quizá debería haber mantenidos cerrado el bloque de mensajes hasta que se hubieran acostumbrado a usar los foros, pero es que lo de los foros es como si les intimidara. A veces en los mensajes encuentro preguntas buenísimas que copio y pego en el foro y se quedan ahí sin respuesta...

Tal vez la respuesta no vaya en la línea de con qué y cómo comunicarse, sino mucho más allá, en qué perciben ellos que les va a ser útil para aprobar la materia, cómo escogen hacer uso de su tiempo de formación, su perfil de usuario... ¿Debería entonces evaluar la participación en los foros? Evaluarla claro que sí, perdón, quise decir "calificar" la participación en los foros?
Necesito contrastar opiniones de otros tutores: consejos, trucos, experiencias.... ¿Quién de ustedes nos cuenta las suyas?

Uyyyyyyyyyy Ya me está saliendo tema para otro post.

Permalink :: 6 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Más claro... agua

Por kompass - 5 de Septiembre, 2006, 19:27, Categoría: Educación a distancia y TIC

Investigando a Valenzuela, autor de uno de los artículos que cité en el post anterior, me he encontrado una contribución suya a un coloquio de la Universidad Autónoma metropolitana de México, titulada: Universidades virtuales, ¿aprendizaje real?
Desde luego no descubre la rueda, pero...  es que está tan claro lo que la sensatez dice sobre qué hace falta para que la educación a distancia funcione, que aconsejaría su lectura a todo el que quiera hacerse una idea de cómo se inventa la educación a distancia, por supuesto en eLearning, los que no confían en esta modalidad y los que simplemente creen que educación a distancia es... no dar clases.
Pero también me da pavor leerlo... ¡hay tantos elementos de riesgo, tantas tareas que no hemos hecho! Y sin embargo me reafirma en la convicción de que la educación a distancia, efectiva, de calidad, con aprendizajes reales, es posible, y hoy más que nunca simplemente necesaria.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

¡Qué difícil es ser alumno a distancia!

Por kompass - 5 de Septiembre, 2006, 16:49, Categoría: Educación a distancia y TIC

No vamos a descubrir aquí las posibilidades de a educación a distancia en los tiempos que corren, pero sí que a veces nos centramos tanto en las todo lo que el modelo lleva consigo que nos olvidamos de lo que realmente es importante. Preocupados por adecuar materiales, por usar plataformas educativas, por encontrar sistemas de evaluación que satisfagan las necesidades de todos... a menudo se nos olvida mirar a esa persona que por esta fecha viene a pedir información, a la que a veces le prometemos el cielo, a la que a menudo condenamos al fracaso.
¿Cuántos de nosotros, los profes, hemos asumido alguna vez la responsabilidad de formarnos durante un curso escolar completo a la vez que trabajábamos y no desatendíamos nuestra vida familiar? Y eso que nosotros tenemos una formación académica que nos da unas tablas, unas estrategias para seguir estos cursos. ¿Qué pasa con los alumnos de niveles preuniversitarios? Pues que se hunden en un mar de tribulaciones.¿No los estamos enviando de entrada al abandono?
Así que aquí van dos artículos encontrados hoy por ahí, para hacernos reflexionar sobre el alumnado en estas enseñanzas.



Permalink :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Blog alojado en ZoomBlog.com