El Blog

Sindicación


Visita mi página en Lingua Latina in ESO
Alojado en
ZoomBlog

Noticias educativas

Logo Docencia.es

Web 2.0

Usos didácticos de Flickr

Por kompass - 2 de Septiembre, 2007, 21:05, Categoría: Web 2.0


 Me he pasado el verano en flickr. De verdad, desde que empecé con esto de los blogs hacía tiempo que no me enganchaba tanto. Creo que he pasado por todas las fases de la adicción y ahora, de vuelta al trabajo, medito la forma de seguir siendo friki de flickr y que no me estorbe mi horario laboral.
Empecé en flickr por motivos docentes, lo juro. Cuando  el verano pasado conocí el proyecto Chiron, me uní al grupo Chiron en flickr. Ya antes había abierto una cuenta, que pensaba usar como repositorio de fotos más o menos decentes, para que mis amistades pudieran verlas sin tener que aguantar la pesadez de que alguien te muestre un álbum o una sesión de diapositivas...
Pero con el tiempo que he pasado en flickr, creo que se merece una reflexión sobre sus posibles usos didácticos.
Empecemos por lo más sencillo.
Supongamos que un compañero quiere integrar las TIC en su materia, como en el  meme de ayerbe. Y va y pregunta qué puedo hacer con flickr.
Pues entra y mira. Aprende a buscar. Y aprende a seleccionar.

  • Entrar y mirar en http://www.flickr.com/ : fácil.
  • Buscar:   http://www.flickr.com/search/?q=     Buscar fotos por temas es muy fácil gracias a los tags. Buscamos las fotos de un compañero o amigo. O incluso buscamos si hay un grupo de personas interesadas en el tema que nos atrae.
  • Seleccionar. hay fotos copyright y fotos copyleft. Si queremos usar la foto para uso didáctico en algo que queramos publicar, por norma deberíamos contactar con el autor. Seguramente si especificamos que el uso es didáctico y no comercial, no tendrán inconveniente en permitirnos su uso, aunque sea una imagen con copyright. Y si la imagen tiene licencia Creative Commons, su autor/a nos indicará si es necesario que lo mencionemos como autor y en qué términos. Muchos usamos un nick en nuestras cuentas, por lo que es mejor asegurarse de cómo prefieren que los llamemos.

Estas fotos así seleccionadas las podemos mostrar en el aula para que los alumnos las comenten,  insertarlas en un powerpoint, ponerlas en un material de uso personal, usarlas para una publicación.... pero siempre es una señal de respeto ponernos en contacto con el autor, sobre todo si vamos a usar varias de sus imágenes de manera no ocasional. Esto se puede hacer a través del correo que la página de flickr nos proporciona. Y os aseguro que generalmente al fotógrafo le da un montón de ánimo saber que su trabajo le interesa a alguien.De esta manera estamos creando un repositorio o banco de imágenes de otros, en nuestro ordenador.

Un paso más adelante. Nos abrimos una cuenta en flickr. Puede ser gratuita o "pro". De momento yo tengo para tres meses una pro que me conseguí gratis, por trasladarme desde yahoo photos, jejeje.
En nuestro espacio podemos subir las fotos digitales que queramos, dentro de los ámplios límites de carga. Al subirlas es importante especificar si la foto es pública o privada y si nos reservamos todos los derechos (copyright), o algunos (bajo la licencia creative commons). Como flickr está en español desde hace un par de meses, lo podemos entender muy bien con las explicaciones que dan.Pero mucho más importante es ponerle las tags o etiquetas a la foto. Ahí escribiremos los temas con los que esté relacionado. Un consejo para que la foto sea más fácil de encontrar es usar sinónimos y poner tags en inglés para ser más "universales". Yo a veces las pongo... hasta en latín. ;-)

Nuestra cuenta nos permite tener un repositorio o banco de imágenes propias en la red,  que podemos usar fácilmente en diversos sitios web. Flickr nos permite incluirlas en nuestro blog, seleccionar tamaños e insertarlos en la web de destino, intercambiar, organizar por álbumes y colecciones, etc. Incluso situarlas en un mapa.

Cuando empecemos nos dará mucha emoción ver que alguien nos deja un comentario en las fotos. Y aquí empieza el enganche. Flickr es como un patio de vecinos donde todo el mundo ve todo lo que puede. Ver las fotos de los demás te ayuda a aprender a sacar mejores fotos, así que es como una escuela informal de fotografía. Pronto descubrirás los usos de flickr para tus hobbies favoritos y te unirás a grupos creados por otros flickres sobre temas concretos, aspectos técnicos o artísticos de la fotografía, etc.
La mayor parte de los comentarios que se hacen en flickr son en plan buen rollo. Qué buena, qué bonita, me gusta,... algunos elegirán tu foto como favorita. Y marcar con una estrella una foto de interés es también una manera de hacernos con un repositorio de fotos de otros que para nosotros tienen interés por el motivo que sea. Pero esta vez el respositorio estará en línea, no en el ordenador. Con el tiempo conoceremos quien sabe comentar y quien sólo pone elogios, que está muy bien, pero no permite aprender, en qué grupos se debate, en cuáles se elogia, etc. . E incluso, si algunas de nuestras fotos gusta mucho, puede ser seleccionada entre las fotos más intersantes del día y salir en el explore de flickr. Ojo: esto es droga dura.

Otro paso más: crear un grupo. Esta opción puede ser muy interesante para la clase. Puedes crear un grupo con otros profesores de tu materia o de tu centro, con alumnos o antiguos alumnos, etc. Y a partir de ahí a imaginar. Veamos:
  • Grupo con fotos del viaje de fin de curso, que luego podemos enlazar en la web del centro.
  • Grupo con fotos de actividad extraescolar que los alumnos pueden o deben comentar a través de los hilos de discusión del grupo o por los comentarios que se pueden enviar a las fotos.
  • Grupos de profesores que quieren reunir, por ejemplo, fotografías para reforzar una imagen más dinámica de las matemáticas, ilustrando el número aureo, enseñando geometría, fractales, o haciendo recorridos matemáticos por tu ciudad....
  • Grupos de profesores que participan en el mismo proyecto intercentros.
  • Grupos para reunir fotos de un país, una región, una ciudad, con comentarios en la lengua vernácula, que además se pueden localizar en un mapa
  • Grupos para coleccionar fotos de una determinada época histórica, de fenómenos geológicos. de especies botánicas, de animales en peligro de extinción.
Las posibilidades son desde luego muchas. Se me ocurren ahora mismo:

¿Seguimos?

Naturalmente lo importante es lo que hagamos con las imágenes en el aula (física... o virtual). Flickr es simplemente un recurso que nos facilita la búsqueda de estas imágenes, que nos invita a compartir las nuestras y que nos permite comunicarnos a partir de un lenguaje universal: la imagen. Además aprenderemos a sacar todo el partido a nuestra cámara, sea una modesta cámara de móvil o una reflex digital con un juego completo de lentes.
Al final rebuscaremos en la caja de zapatos, aquellas fotos antiguas que heredamos de nuestros padres, para retocarlas y mostrarlas al mundo con orgullo.

Y por el camino encontraremos mucha gente interesante, haremos amigos en kedadas, mantendremos vivo un hobby apasionante.

Pero por supuesto flcikr no es el único servicio disponible. De hecho la mayoría de la comunidad flickr de Alemania se ha pasado a ipernity, ya que inexplicablemente la censura existe en flickrpara los usuarios de diversos países, China, Singapur o Alemania sufren esta situación.


De todas forma, hay motivos para vernos en flickr. Lo mejor de flickr son, como siempre, las personas... Y estoy muy orgullosa de los amigos y contactos que he hecho y que entran y comentan mis fotos.

Quien conozca grupos interesantes, especialmente con fotos Creative Commons  ¿por qué no se anima y nos los presenta en  los Comentarios de aquí abajo?.


Feliz vuelta a clase.

Permalink :: 11 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Fugacidad de los blogs educativos.

Por kompass - 22 de Mayo, 2007, 10:48, Categoría: Web 2.0

A través del grupo DiM, me llegó la referencia a un trabajo hecho por Juan José del Haro sobre la vida del edublog. El estudio puede verse en: http://educativa.wikispaces.com/Vida+del+edublog y sus conclusiones han despertado interés y debate en la lista de correo de DiM. Podemos ver además en el blog de Juan José un hilo de comentarios muy interesantes al respecto.

De los datos del estudio, el propio autor destaca:

  • El grado de inactividad de los edublogs es significativamente superior al del resto de blogs. Existiendo unas tres veces más edublogs inactivos con respecto a los blogs en general.

  • La vida media del edublog es significativamente inferior a la del resto de blogs.

  • Ninguno de los edublogs llega al año de vida por término medio, coincidiendo, aproximadamente, con la duración de un curso escolar.

Lo que le lleva a afirmar que el edublog era un medio poco eficiente para la tarea educativa, ya que no facilita la recuparación y posterior reutilización de los contenidos, y su mantenimiento supone un esfuerzo añadido para el profesorado.

En primer lugar creo que hay que felicitar a Juan José por hallar los datos que nos permiten conocer mejor la idiosincracia de los edublogs y algunas características que los diferencian de los demás blogs.
La duración media de un edublog posiblemente no revela fragilidad o inconsistencia en el proyecto inicial, ya que coincide más o menos con la duración de un curso. También es lógico que los blogs de los alumnos duren menos porque para que empiecen con sus propios blogs hay que hacer toda una tarea preparatoria de exploración.

Lo que sí es interesante es observar que de un blog no se puede esperar lo mismo que de un aula virtual tipo Moodle o Dokeos, y que posiblemente cuando se hace un blog no se piensa tanto en la reutilización, como cuando se implementa una materia en un aula virtual. Este es un tema interesante que se planteó en A pie de aula.

Por otra parte, a mí los datos me hablan más bien de que tenemos ganas de hacer cosas, de innovar, y que es posible que muchos blogs se abran con un exceso de expectativas o de optimismo con respecto al interés que van a despertar en el alumnado y su implicación, el tiempo que le vamos a dedicar, o de qué manera vamos a ir aportando contenidos a ese blog.

En realidad creo que el secreto está más bien en los planteamientos didácticos, como pasa con cualquier otro medio.Ni siquiera la tiza es un medio para cualquier tarea educativa... Hay que saber para qué usarlo y cómo sacarle partido. Posiblemente estemos en un proceso de madurez, así que se me ocurre que un posible camino de reflexión sería ver cuántos de los profesores, blogfesores, edublogers o como le llamemos, que este curso han empezado un blog, lo continúan al siguiente, lo retoman o abandonan definitivamente la blogsfera.
 

En mi caso, empecé un blog (http://akropolis.zoomblog.com) como complemento del aula virtual en Moodle, para introducir aspectos menos formales, curiosidades, vídeos, noticias, juegos.... Pero en parte me vi sobrecargada y a eso se unió un a larga baja. Desde luego no voy a cargar a mi sustituta con la tarea de seguir manteniendo el blog, además de aterrizar en un centro nuevo, con materias nuevas, alumnos muevos, etc. Pero no he renunciado en absoluto al proyecto: lo retomaré el curso que viene, pero con un planteamiento diferente. Espero que más maduro.

Otro indicador de la vitalidad de un blog, tanto de aula como de otro tipo,  es la capacidad de generar una comunidad entorno a él: lectores, colaboradores, y gente que deja sus comentarios. Además del impacto no visible del blog en el desarrollo de la actividad en el aula presencial. Estos aspectos los considero de suma importancia. Hay un interesante análisis de Miguel L. Vidal en bitácora del galeón, con su correspondientes comentarios, faltaría más.   Y por supuesto no olvidemos que por la ley del 1% no toda la comunidad que sigue a un blog se va a hacer visible.

Ah, yo lo que sí soy es una metaedubloger  (otro palabro blognográfico). Aunque el término fuera acuñado por Paco Tejero con cierto tono peyorativo frente al edubloger cien por cien, lo cierto es que yo aprendo de este blog que que mantengo casi con rigor. Y aunque no tienen una finalidad estrictamente didáctica, los blogs sobre educación me parecen un campo de investigación interesante. Se podría, por ejemplo, comparar la duración de estos blogs de contenido educativo con los demás blogs sin finalidad educativa, porque también podríamos ver si la vitalidad es la misma o no.

Posiblemente la duración es sólo la punta del iceberg. 

Permalink :: 8 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

La participación en las comunidades virtuales.

Por kompass - 2 de Mayo, 2007, 19:42, Categoría: Web 2.0

El otro día comentábamos unos amigos que la participación en las comunidades virtuales suele ser muy desigual, pero lo cierto es que cada uno de nosotros teníamos la experiencia de un grupo excepcional. Este comentario me ha dado que pensar al leer  en eLearning Technology, el blog de Tony Karrer,  un post sobre la "ley del 1% en la que postulaba grosso modo que en una comunidad virtual el 90% sólo va a leer, el 9% hará contribuciones limitadas y el 1 % hará aportaciones a los contenidos.  Tony sugiere que cuanto más sencilla sea la participación más contribuciones habrá, centrando el tema en el aspecto del diseño y usabilidad web, cosa que, siendo interesante, desde luego, no es suficiente, en mi opinión.

Esta "ley" suscitó en ese blog un debate interesante en el que podemos apreciar que el bajo nivel de participación activa sería propio no sólo de las comunidades virtuales, sino de cualquier grupo humano. (Leer esto supone un suspiro de alivio para los españoles que tenemos la impresión, siempre que pasamos por una obra, que aquí uno trabaja, dos o tres comentan y el resto están de brazos cruzados mirando… Bueno, pues va a resultar que no somos tan raros.)

El caso es que existen excepciones a la regla y creo que los lectores de este blog serán capaces de nombrar una comunidad virtual a la que pertenezcan y en la que crean que más del 1% son participantes activos. Seguro que sí. Pero, ¿Qué es lo que hace que esas comunidades en concreto funcionen tan activamente? Estoy pensando en redes sociales más o menos abiertas, como las que encontramos en http://www.stumbleupon.com/, http://www.sociedadytecnologia.org/, los grupos  en Flickr, en grupos de  profesionales como Chiron, pero seguro que me pueden mencionar más ejemplos.

¿Qué tienen en particular? ¿Por qué en ellas hay más actividad? ¿O es un mero  espejismo porque son grupos de cosas que a nosotros sí nos interesan? Cuéntennos sus experiencias, por favor.

Y por otra parte, este tema tendría otro correlato. En las comunidades virtuales de aprendizaje, es decir en los grupos de aprendizaje online, ¿sería posible extrapolar esta regla? ¿Hay un 1% de alumnos activos, un 9% atento y el resto no participa? En algunos cursos me temo que sí, pero en la mayoría de los que conozco afortunadamente la participación es mucho mayor. ¿Cómo dinamizamos estos grupos? ¿Podemos trasladar las buenas experiencias de las redes virtuales que sí funcionan a los grupos de aprendizaje online? Creo que éste es uno de los retos del tutor online, ya que no basta con tener buenas dotes comunicativas, buenas destrezas técnicas, buena metodología. El problema es cómo crear y fomentar el ambiente de participación... Aquí indudablemente entra el diseño instruccional y también la adecuación del curso a los objetivos del alumno. Ah, la motivación, palabra mágica. Y cómo nos desalienta a los profes cuando los alumnos deciden hacerse invisibles, especialmente en situaciones de educación a distancia.

Pero para venir a rizar el rizo, el mismo Tony Karrer nos cita un estudio de Li y Bernoff  reseñado aquí y citado acá, en el que se analiza el  uso de la tecnología de redes sociales de  4.475 adultos y otros tantos jóvenes en los Estados Unidos en octubre-diciembre de 2006. Este análisis  indica que  el 52 % no participa en redes sociales, del 48 % restante, hay diversos niveles de participación: creadores, críticos, coleccionistas, los que se apuntan, y los espectadores, cuyos porcentajes son los que se presentan en el gráfico de la escalera.

Esto me recuerda también un artículo de García Aretio sobre los roles que los profesores adoptan en su implicación de la TIC y, más específicamente, otro sobre los roles de los miembros de las cibercomunidades, como la lista de CUED.  

Posiblemente habría que pensar que cada uno de nosotros asume distintos roles en distintos grupos y en distintos momentos, de manera que no podemos tener una visión estática, como quizá sugiere el estudio de Li, sino algo mucho más dinámico y fluctuante, que depende en gran medida de las circunstancias vitales y personales de cada uno de nosotros y, por qué no, de la química que, incluso online, se genera entre las personas.

Y es que el palpitante mundo virtual se parece cada vez más a ese otro mundo que existe fuera de nuestros cacharros favoritos. ;-)

Permalink :: Comentar | Referencias (1)
Etiquetas:

Del dicho... al blog

Por kompass - 19 de Abril, 2007, 22:25, Categoría: Web 2.0

O por decir de otro modo, "no lo digas... blogéalo". Hoy he estado en las Jornadas de Insulae, Asociación Canaria de profesores de clásicas, que giran este año en torno a la diversidad cultural. Y hemos visto y hablado de muchas cosas y, por supuesto, también de la web como espacio para colaborar, relacionarse, comunicarse, conocer y, por tanto, aprender. Es decir, de la web 2.0 y de lo que llaman elearning 2.0.
El proyecto Chiron estuvo, por supuesto, presente, no como contenido en si mismo, sino como un ejemplo de lo que personas dispersas geográficamente pero conectadas por internet podrían llegar a crear juntas. Y como un referente de contenidos educativos que tengan un carácter multilingüe, colaborativo, basados en el copyleft, con posibilidad de suscripción (sindicación por feeds), organizados entre todos por etiquetas (tags), compartidos, y, sobre todo, disponibles para usar. Estás ideas están recogidas en esta presentación, que no he podido insertar no tengo ni idea de porqué.  
La mañana se cerró con la improvisada actuación del "dúo Pimpinela", es decir de Iván- Kerberos, que hacía de chico duro tecnófobo a mucha honra (qué buen actor), y de Olga-Ariadna, que en plan chica dulce intentaba desmontar todos los argumentos que le ponía por delante para evitar tener que usar las TIC en el aula... (Al final se terminó, como los buenos pianistas, tocando el teclado a cuatro manos, o casi.)
Si a eso le añadimos una comida en buena compañía en la tasca que nos recomendó Fela, las experiencias que otros compañeros compartieron con nosotros... ¿Qué más se puede pedir?
Pues sí, puestos a pedir, podríamos haber pedido un blog hecho para las jornadas, o un curso semipresencial con taller de uso de herramientas web 2.0 ¿Y lo divertido que habría sido ir subiendo las fotos o el video de algún ponente a medida que avanzaba la jornada?....
Tenemos mucho por  hacer, por descubrir, pero por lo menos estamos avanzando en ello.

Y como hay que cumplir con la promesa dada, por el viernes a alguno de los asistentes se le ocurre ver qué pasa en los blogs, pues que se quede con la sonrisa del buen recuerdo -al menos para algunos- de la jornada anterior.

Ah y gracias a Celso y Paco Felipe por cuidar tan bien de todos los detalles. Pero a la próxima tomamos Internet.

Permalink :: 4 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

¿Más inteligentes que sus padres?

Por kompass - 10 de Abril, 2007, 11:58, Categoría: Web 2.0

(Dicho de otra forma, más pedante: EVALUACIÓN Y WEB 2.0: DE LOS LMS AL ELEARNING 2.0)

Llevo unos días dándole vueltas a tema de los LMS olas plataformas educativas, su posible evolución, la evaluación en estos entornos, el e-Learning 2.0… Y vienen a mi encuentro, como para ayudarme en el proceso de digerir todo, una serie de artículos interesantes. Por supuesto está el de Javier Martínez Aldanondo, "¿Eres más inteligente que tus padres?". que reproduce aulablog21    y del que quiero subrayar, por ahora,  una reflexión:

Hasta ahora la formación virtual ha tratado de parecerse lo máximo posible a la formación presencial pero, a corto plazo, la tecnología está destinada recuperar la forma en la que siempre hemos aprendido las personas: haciendo. Y todo ello por una simple razón: nos permite hacer cosas que el aula presencial no es capaz de ofrecer.

Es cierto, hasta ahora toda plataforma educativa era un "aula virtual", con el correlato virtual de las aulas y campus físicos, tenían  tablón de anuncio, biblioteca, hasta cafetería, un libro de calificaciones, tareas... La diferencia estaba básicamente en la posibilidad de establecer comunicación asincrónica, en no tener que estar físicamente a tal hora en tal sitio. Parecía, por tanto, que con saber subir contenidos al aula virtual (esos contenidos empaquetados que llaman Cursos y que en realidad son Recursos), marcar tarea y poner cuestionarios se iba a producir un avance en el aprendizaje. Algunos insistieron desde el comienzo que eso no era suficiente , que las  aulas virtuales tenían que permitir el  learning by doing y que para hacerlo bien hacía falta una nueva figura docente no solo por sus habildades tecnológicas sino  por sus enfoques metodológicos, que es el tutor online.

Pero aprender es algo que nadie puede hacer por mi. Amar y aprender es lo más importante que hacemos en esta vida, lo más significativo, lo que nos hace ser personas.

Al cole y a las aulas virtuales se va a otra cosa: no se va a amar ni a aprender, se va a aclimatarse a una sociedad, a aprender sus normas sociales, la autoridad, los esquemas de relación que luego nos encontramos en el trabajo...Por eso la obsesión por la evaluación sumativa, por los porcentajes de aprobados, por el "fracaso escolar", nombre horrible donde los haya.

Sin embargo, los profes a los que nos gusta enseñar y que tenemos la esperanza o la ilusión de que nuestros alumnos algo aprendan, tenemos que partir de lo que los alumnos son. Y esto cada día se complica un poco más, ya que la generación de menos de 30 años, los supuestos nativos digitales, vienen con unos estilos de aprendizaje particulares que no son los nuestros, los de los inmigrantes. Prensky,   otra vez, lo explica muy bien en Twitch Speed, keeping up with young workers. . Se trata de diez cambios de estilo cognitivos, propiciados por la alta exposición diaria a la tecnología que más consumen, desde MTV hasta los videos juegos, Estos cambios, qu e por supuesto no tiene nada que ver con un amunento del coeficiente intelectual, tienen su repercusión no sólo en las aulas sino también en la integración en los ambientes de trabajo. Se refieren a que procesan información de otra manera:  a otra velocidad, con otras estrategias y con otras expectativas: son más visuales que textuales, menos lineales, predecibles y pacientes, menos pasivos más imaginativos e inquietos…Someterlos a nuestros propios estilos de aprendizaje sin valorar la posibilidades que tienen los suyos, conlleva una enorme cantidad de frustración para todos.

Y en estas estaba yo, cuando me encuentro con un pedazo de artículo  publicado simultáneamente en el blog de Fernando Santamaría, el de Concepción Abraira y el de  Carmen Hassam . El valor de este artículo consiste en unir, por fin, dos de mis inquietudes principales: la evaluación en los sistemas virtuales y las herramientas web 2.0 en el eLearning.

La verdad es que las plataformas educativas están empezando a quedarse desfasadas. Por ejemplo: la mensajería instantánea o las salas de chat de Moodle… más de una vez he trasladado conversaciones de ahí a otros sitios más versátiles, el wiki de Moodle que no está integrado dentro de los sistemas de evaluación y calificación. Es cierto que en cada nueva versión de Moodle (y ya va por la Moodle 1.8) se intenta mejorar la integración de herramientas web 2.0. Pero lo que apetece es probar los blogs "de verdad", usar la capacidad de organización y relación a través de tags, potenciar la posibilidad de comunicación e identificación social, por ejemplo compartiendo favoritos por blinklist, etc.

El artículo citado realiza una comparación entre las posibilidades de ambos medios: LMS y web2.0. Yo como modesta profesora de a pie con lo que sueño es con un sistema de gestion de aprendizaje que me facilite el apoyo y seguimiento de las actuaciones de mis alumnos en herramientas web 2.0 previamente seleccionadas, que quedarían integradas en la interfaz del curso. No sé si me explico. Algo así como Para trabajar esta asignatura, tienes que entrar en este blog,  comentar las imágenes de este grupo de flickr, revisar con tu grupo este artículo de la wikipeda, y  elegir las diez mejores páginas web sobre el tema subiéndolas a nuestro bllinklist y valorando las que aporten tus compañeros... Pero que el tracking de cada una de estas actividades sea accesible desde la  misma plataforma, que sería algo así como la nave nodriza a la que se vuelve para  compartir la valoración de las experiencias.

Habría que probar, desde luego.

 

Permalink :: 4 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

web 2.0: sumar, multiplicar y... simplificar

Por kompass - 31 de Marzo, 2007, 11:17, Categoría: Web 2.0


Tengo abiertas ahora mismo 5 pestañas en mi navegador para poder hacer frente a lo que quiero comentar. Desde luego mi lector de feeds es simplemente voraz y mi lista de marcadores, aun con carpetas, empieza a ser innavegable, aunque para algo tengo, como cada hijo de la web 2.0, un maravilloso delicio.us, con una nubecilla de tags cada día más mona, y un nuevo Clip, por no hablar de blinklist, mi multiply, etc. (Ah la de tiempo que me va a llevar meter todos estos enlaces...).
Pero no puedo dejar de reconocer que estoy echando de  menos la navaja de Ockham, ese que dijo: entia non sunt multiplicanda praeter necessitatem. (No hay que multiplicar las cosas, más allá de lo necesario). O dicho de otra manera, más postmoderna, que menos es más. No es una suiza multiusos, sino la navajita de cachas plateadas, certera y concisa, propia de poemas lorquianos, a veces preciosa como los naifes canarios.

Y es que últimamente, de la mano de Pedro, he estado frecuentando algunas redes sociales. Pero qué pasa con las redes sociales, pues que es como cuando te invitan a una fiesta y no conoces nada más que al anfitrión. Vale, entras, saludas, participas según se espera -depende del tipo de fiesta - pero a no ser que tengas una suerte especial, te quedas con la impresión de "¿eso es todo?" o peor aún: "¿Estaré haciendo algo mal? ¿Me estoy perdiendo algo?... ¿Por qué no ligo?... Seguro que me he puesto la ropa equivocada..." 
Pues , para alivio mío, algo parecido es lo que comentan en e-learning Technology, el entretenido blog de Tony Karrer. Al fin y al cabo estos espacios te ofrecen algo que por lo menos yo ya tengo: tengo mi blog y mis feed, mis tags, mi flickr... bueno no tengo un foro, pero sí varias listas y no pocos correos... Así que para qué más. En todo caso sí podría pensar en la posibilidad de crear un espacio de esa naturaleza para un proyecto concreto, o incluso para crear con alumnos con perfiles determinados una comunidad virtual. En fin, que como pasa muchas veces vemos la herramienta, la probamos y cuando la necesitemos ya llegaremos a ella. Algo así me comentaba también un alumno de los itinerarios de los cursos de Perfiles de especialización en elearning: no le pillaba el punto al delicio.us...

Y cada día descubro dos o tres novedades y es difícil decidir si realmente merece la pena echarle tiempo y ponerse a probar. Algunas son pijadas, simplemente simpáticas, como la que les pongo aquí, mi pequeño homenaje a Chiron. , verdadero espacio social donde exploramos juntos las herramientas web 2.0 y aprendemos a usarla para eso que llaman elearning 2.0, de lo que hablaremos un día.

(Si yo lo que quiero es aprender  a manejar bien las imágenes.)



Permalink :: 9 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Blog alojado en ZoomBlog.com